jueves, agosto 07, 2008

Los niños estaban solos


Su madre se había marchado por la mañana temprano y los había dejado al cuidado de Marina, una joven de dieciocho años a la que a veces contrataba por unas horas para hacerse cargo de ellos a cambio de unos pocos pesos.

Cuando el novio de la jovencita llamó para invitarla a un paseo en su coche nuevo, Marina no dudó demasiado. Después de todo los niños estaban durmiendo como cada tarde, y no se despertarían hasta las cinco.

Apenas escuchó la bocina cogió su bolso y descolgó el teléfono. Tomó la precaución de cerrar la puerta del cuarto y se guardó la llave en el bolsillo. Ella no quería arriesgarse a que Pancho se despertara y bajara las escaleras para buscarla, porque después de todo tenía sólo seis años y en un descuido podía tropezar y lastimarse .Además, pensó, si eso sucediera. ¿cómo le explicaría a su madre que el niño no la había encontrado?

Quizás fue un cortocircuito en el televisor encendido o en alguna de las luces de la sala, o tal vez una chispa del hogar de leña el caso es que cuando las cortinas empezaron a arder el fuego rápidamente alcanzó la escalera de madera que conducía a los dormitorios.

La tos del bebé debido al humo que se filtraba por debajo de la puerta lo despertó. Sin pensar, Pancho saltó de la cama y forcejeó el picaporte para abrir la puerta pero no pudo.
De todos modos, si lo hubiera conseguido, él y su hermanito de meses hubieran sido devorados por las llamas en pocos minutos. Pancho gritó llamando a Marina, pero nadie contestó. Así que corrió al teléfono que había en el cuarto (él sabía cómo marcar el número de su mamá) pero no había línea. Pancho se dio cuenta que debía sacar a su hermanito de allí. Intentó abrir la ventana que daba a la cornisa, pero era imposible para sus pequeñas manos destrabar el seguro y aunque lo hubiera conseguido aún debía soltar la malla de alambre que sus padres habían instalado como protección.
Cuando los bomberos terminaron de apagar el incendio, el tema de conversación de todos era el mismo ¿Cómo pudo ese niño tan pequeño romper el vidrio y luego el enrejado9 con el perchero ?
« ¿ Cómo pudo cargar al bebé en la mochila? « ¿ Cómo pudo caminar por la cornisa con semejante peso y bajar por el árbol? « ¿ Cómo pudo salvar su vida y la de su hermano? ». El viejo jefe de bomberos, hombre sabio y respetado les dio la respuesta: - Panchito estaba solo... No tenía a nadie que le dijera que no iba a poder.

Jorge Bucay, Cuentos para pensar 1999

lunes, agosto 04, 2008

Eco Estimulo Económico

El nivel adquisitivo y económico es muy superior que hace 5o años ... ¿Crees que los niveles de felicidad han crecido en este mismo orden, produciendo un incremento global de la felicidad en el mundo?.

Actualmente son muchos los economístas (simplemente algunos solo van de chaqueta) que profetizan aportando las claves de este entuerto que parece hacer temblar el mundo, creyendosé estos la panacea a un "único" cáncer en el mundo ( una rápida : no termino de entender los gastos empleados en las olimpiadas de Pekín y la cantidad de población China en la pobreza ... ¿no podian ser menos?).

Utilizando una jerga meramente pólitica para enmascarar, falsear y mentir lo que hacen con lo de todos. ¿Porque un político me recuerda siempre al Jocker a primera vista? ¿Porque hay que rendirse a esto?

La economía es un factor que influye en los indices de felicidad (mientras no llegue a envidias y a comparaciones), es un factor real.

¿Existen ideas que desde el impulso económico mejoren el "estado del bienestar"sin jodiendas?¿Y mejoren la felicidad en el mundo?

Hace unos meses, leí en una entrevista en el Semanal XL al premio novel de economía que escribió "la guerra de los 2 billones" Joseph Stiglitz (consejero económico de Sarkozy, ex de la casa blanca, ZP, etc ...). Le pregunataron que respondiera a una "solución rápida" para impulsar España actualmente, su respuesta fue contundente: Alta velocidad e infraestructuras.

Propuesta del economista Alan Blinder.
(Resumen y traducción del el blog del Salmón, noticia oficial en el New York Times)

<personas suelen ser los que más gritan, los que más amigos tienen y los enchufados.

No obstante, como sabemos, todos los días la oposición está pidiendo que el gobierno haga algo con la crisis y todos los días el gobierno está buscando algo para anunciar.

En este contexto, hay una política donde puedes estimular la economía, mejorar el medio ambiente y ayudar a los más pobres, todo a la vez. La política, que viene del economista Alan Blinder, es que el gobierno compre todos los automóviles viejos que están en activo.

El Plan Prever y Renove, donde el gobierno da ayuda a compradores de coches, cuando retiran sus coches que tienen más de diez años, incentiva la compra de coches, una política que no necesariamente quiero fomentar.

La compra de coches sucios tiene el impacto inmediato de ingresar efectivo a los bolsillos de los que se benefician de la venta de su coche sucio, para comprar otro coche, para comprar otra cosa o, mejor, para ahorrar.

Retirando los coches sucios tiene el impacto inmediato de reducir la polución que las ciudades sufren.

La compra de coches sucios tiene el impacto inmediato de ayudar a los necesitados, que son los que más coches viejos y sucios están conduciendo.

Ahí está, en una política tres impactos positivos para la sociedad.

Recuerdo que no creo que se debe implementar esta política pero, antes de ir con algunos de los disparates que se oyen por ahí, mejor esta política que esas.>>

Estoy de acuerdo con que se oyen muchos disparates por ahí, tambien estoy de acuerdo que hay muchos otros problemas en el mundo y que son propuestas que pueden tener unas consecuencias de mucho alcanze.


Without you ... my room


..Y cuando se hizo grande, su padre le dijo:
-Hijo mío, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación
de volar, opino que sería penoso que te limitaras a caminar teniendo las alas
que el buen Dios te ha dado.
-Pero yo no sé volar – contestó el hijo.
-Ven – dijo el padre.
Lo tomó de la mano y caminando lo llevó al borde del abismo en la montaña.
-Ves hijo, este es el vacío. Cuando quieras podrás volar. Sólo debes pararte
aquí, respirar profundo, y saltar al abismo. Una vez en el aire extenderás las
alas y volarás...
El hijo dudó.
-¿Y si me caigo?
-Aunque te caigas no morirás, sólo algunos machucones que harán más fuerte
para el siguiente intento –contestó el padre.
El hijo volvió al pueblo, a sus amigos, a sus pares, a sus compañeros con los
que había caminado toda su vida.
Los más pequeños de mente dijeron:
-¿Estás loco?
-¿Para qué?
-Tu padre está delirando...
-¿Qué vas a buscar volando?
-¿Por qué no te dejas de pavadas?
-Y además, ¿quién necesita?
Los más lúcidos también sentían miedo:
-¿Será cierto?
-¿No será peligroso?
-¿Por qué no empiezas despacio?
-En todo casa, prueba tirarte desde una escalera.
-...O desde la copa de un árbol, pero... ¿desde la cima?
El joven escuchó el consejo de quienes lo querían.
Subió a la copa de un árbol y con coraje saltó...
Desplegó sus alas.
Las agitó en el aire con todas sus fuerzas... pero igual... se precipitó a tierra...
Con un gran chichón en la frente se cruzó con su padre:
-¡Me mentiste! No puedo volar. Probé, y ¡mira el golpe que me di!. No soy
como tú. Mis alas son de adorno... – lloriqueó.
-Hijo mío – dijo el padre – Para volar hay que crear el espacio de aire libre
necesario para que las alas se desplieguen.
Es como tirarse en un paracaídas... necesitas cierta altura antes de saltar.
Para aprender a volar siempre hay que empezar corriendo un riesgo.
Si uno quiere correr riesgos, lo mejor será resignarse y seguir caminando como
siempre.

"26 Cuentos para pensar" Jorge Bucay